La comida y los concursos hoy en día

cocinas en televisión

La televisión ha sido inundada de programas de cocina, pareciera que a alguien se le ha olvidado echarle llave a la puerta y poco a poco fueron entrando mas y mas programas con la misma idea. Sin embargo, yo me tengo que declarar fanático de los concursos de comida pues la dinámica que se presenta es muy interesante aunque no siempre sean los platos mas apetitosos o con “mas arranque” entre el publico común.

Algo que nunca falta en los programas y concursos de cocina es el trabajo a contrarreloj, eso le añade mucho dinamismo al programa en cuestión y secretamente deseamos que los platos no estén listos en el tiempo indicado, aunque algunos ya hemos perdido la esperanza; son muy pocas las veces en que no se presenta un plato, quizá lo hacen para provocar que la ronda de degustación tenga mucho mas contenido de donde sacar un programa mas atractivo y con mucha mas seguridad rodeando la situación.

Una de las cosas que siempre me he preguntado con estos concursos es como hacen para que no se roben las ideas entre ellos, allí no existen ni cerrajeros ni candados que garanticen la seguridad de dichas ideas por lo tanto “cualquiera las puede robar”; supongo que esa es otra razón por la que se trabaja contrarreloj; la presión o te permite mirar a los lados, es mejor salir con una solución propia.

En la actualidad, como ya lo había dicho antes, parece que la televisión no le cierra la puerta a ningún proyecto de cocina y gracias a eso vemos una gran diversidad de programas que van desde aquellos en donde los participantes son aspirantes a cocineros hasta aquellos donde los chefs mas experimentados se baten a duelo.

Otra cosa que he notado en los concursos de cocina, algo que parece que se repite a lo largo y ancho de estos programas, es que nunca faltan los incidentes, las situaciones inesperadas y eso me dice que incluso en cocinas profesionales trabajan humanos y por tanto existe un cierto grado de fracaso.

Quizá estos programas de concursos también han ayudado a humanizar el oficio del cocinero, a darle mas importancia y sobre todo a invitar a la gente a cocinar.

La comida es un contenido que se vende bien en la televisión y en otros medios digitales, si notamos las redes sociales, veremos que hay mucho de comidas y recetas que se comparte a diario. No cabe duda de que es un tema que nos apasiona, quizá porque está presente a diario.

Los concursos de cocina en a televisión son, sin dudas, entretenidos, no podemos decir menos de ello, uno puede pasar horas y horas viendo las recetas que allí se preparan.

Particularmente yo los considero como programas educativos pues con ellos uno aprende muchas recetas y técnicas nuevas que puede aplicar en casa. No se puede negar que los que producen estos programas saben muy bien como empatiza con el público.

Esta entrada fue publicada en Cocina. Guarda el enlace permanente.