Cerrojos, seguridad dentro de la casa

Las cerraduras son los dispositivos de seguridad que evitan la entrada de los ladrones. Estas están complementadas con el sistema de acceso y la puerta. Estas se nutren de diversos complementos para poder brindar la mayor seguridad posible.

Si hablamos de cerradura, también tenemos que considerar los cerrojos. Los cerrojos son tipos de pasadores que se instalan en nuestra casa y hacen que los ladrones se vean en la necesidad de usar herramientas más fuertes o también hacen que estos quieran desistir al realizar un intento de robar nuestro hogar. Estos se utilizan mayoritariamente para ajustar nuestras puertas y ventanas a sus marcos.

Siempre que se tenga una cerradura, la mejor compañía que tiene esta es un cerrojo, por lo que es mejor tener ambos en conjunto en una puerta o en una ventana para incrementar la seguridad de ese lugar. Si estos dos se encuentran juntos, los ladrones no solamente se tendrán que meter con la cerradura, sino que también tendrán que forzar el cerrojo, llevándoles más tiempo y más esfuerzo, cosa que quieren evitar.

  • En qué consisten

Estos son cilindros de metal, que son resguardados por un casquillo de acero. Tenemos que hablar de la mejor ventaja de este dispositivo, ya que, no se encuentra en el exterior de la puerta, por lo que es inviolable. Solamente alguien que esté dentro de la casa puede hacer algún daño en contra de este. Existen diversos tipos, de los que se hablará a continuación.

  • Cerrojo digital

Gracias a la evolución de la tecnología, actualmente contamos con las mejores medidas de seguridad de tiempos antiguos, gracias a la inclusión y modernización de los sistemas de seguridad. En este caso, para poder realizar la apertura de este, es necesario contar con un código, una tarjeta o una huella digital (tecnología biométrica).

Además de los diferentes tipos de acceso, también este puede tener incluido alarmas, con las que automáticamente estos enviarán una señal de alerta a los cuerpos de seguridad y estos así acudir al lugar de los hechos rápidamente.

  • Cerrojo de cilindro

Actualmente, este tipo de cerrojo es el más usado. Cuenta con un funcionamiento muy sencillo, además de que su construcción es firme y segura. En cuanto a sus componentes, está un cilindro el cual funcionará a través del uso de una llave, tanto para abrir o como para cerrar una puerta.

  • Cilindro sin llave

Es una modalidad especial de cerrojo, ya que este se puede colocar de dos maneras, en modo horizontal, tanto como en vertical. Una de las mejores cosas que tiene este tipo de cerrojo es que es manual, por lo que la persona tiene que activarlo para que este pueda funcionar, además de que queda en el interior de la puerta, no en el exterior. El hecho de que se encuentre en esta posición le da el status de inviolable.

Si queremos tener mayor seguridad en nuestra casa, ya conocemos los cerrojos y podemos contactar a un cerrajero para que instale el más conveniente para nuestra vivienda.

 

Esta entrada fue publicada en Seguridad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *