Cuidado con el exceso de control

Por ahí se conoce una reflexión muy cierta que señala que cualquier cosa en exceso, así sea positiva a la larga causa daños, es decir los excesos siempre son malos. Esto también puede ser así en el propósito de la cerrajería.

Los cerrajeros profesionales de Pedralbes-Barcelona ofrecen servicios a sus clientes que sugieren la implementación de elementos de seguridad adecuados para cada caso. La intención de la cerrajería no es convertir cada espacio en una cárcel, si no están dispuestos esos espacios para ellos.

Las residencias necesitan sitios de esparcimientos y puntos de cerramientos que deben ser instalados con el ingenio de los profesionales. De igual modo, los establecimientos comerciales requieren de una fuerte implementación de medidas de seguridad en sus depósitos, pero paralelamente invitar el paso de sus clientes para disfrutar de sus productos y/o servicios.

La idea no es llenar una puerta de cerraduras o de solo mirara rejas al situarse en las ventanas, ni todo el oro del mundo, justifica un exceso de elementos de seguridad en u lugar donde permanecen las personas.

Las entidades bancarias o joyerías, son un ejemplo de ello, son lugares llenos de elegancia y buen gusto, en el que provoca permanecer por la tranquilidad y seguridad que transmiten sus ambientes. Su estrategia radica en la discreción de sus elementos de seguridad, innovación de los dispositivos y coordinación del personal.

Imposibilidad de salir

No es necesario cubrir cada lado de una puerta para que sea más firme a los marcos de la puerta. Cada cilindro por separado requiere de un tiempo para salir, en una contingencia se imposibilitaría la salida rápida de un lugar.

En cambio, colocar una cerrajería multipunto con anclaje en puntos varios de una puerta, se puede manejar por medio de una sola llave. Con un mismo cilindro se activan los anclajes desde la puerta al marco lo que, con uno o dos giros de la cerrajería, la puerta quedaría abierta, si hablamos de cerraduras mecánicas y no electrónicas, que sería mucho más rápido.

Sensación de encarcelamiento

El exceso de control de seguridad en cualquier establecimiento emite una sensación de estar en una cárcel. La recomendación es para esos clientes que se obsesionan por la seguridad por medio de la cerrajería.

Hoy en día no es necesario, contar con rejas robustas si se combinan con soluciones electrónicas que perciban las vibraciones de un ataque de violencia generando alarmas antes de que estos puedan entrar.

Además, que en la actualidad la cerrajería y productos afines cumplen con requerimientos para decoraciones elegantes, minimalistas, rusticas o estándar según sea el deseo de los dueños de la propiedad.

Justificación de valores

La cantidad total de los valores que se resguardan dentro de un establecimiento, justifica el nivel de seguridad que se logra a través de la cerrajería. No hay necesidad de extremas cerraduras si no permanecen valores a menos que lo que se encuentre en riesgo es la vida humana.

Sin embargo, es necesario contar con el servicio de los cerrajeros profesionales si algún establecimiento permanece con altos valores, no se puede escatimar la actuación de los valores y la excusa de que nadie sabe sobre su permanencia en el lugar.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.