Los bares y la cultura

Bares y cultura

Las expresiones culturales de un país o de una ciudad pueden tener múltiples orígenes, no es cultura solo el teatro o el cine, también es cultura salir a pasear y entrar en un bar a tomarnos algo y compartir con nuestros amigos. Para mi cultura es todo aquello que vamos adoptando como una moda, como un habito y que va trascendiendo en el tiempo.

Los bares son centros de exposición de la cultura de un país, aunque a usted le cueste trabajo verlo; en los bares probamos la gastronomía local y nos comportamos según los estándares que nos definen como sociedad.

Sobre todo en España somos mucho de bares y de tapas, estos lugares se han convertido en el centro de la vida social de muchos nosotros; es de los sitios que mas frecuentamos. De hecho, los bares resultan muy atractivos para los turistas que desean sumergirse en la cultura del cotidiano de nuestro país.

Los bares son, incluso, símbolo de desarrollo de una región, su cercanía resulta atractiva para muchas personas que desean vivir rodeada de gran activad social y un agitado ritmo de vida.

España es el país de la unión europea con mas bares por persona y eso solo confirma la creencia de que son negocios populares, incluso cuando la crisis ha cerrado la puerta de muchos bares en España.

Es muy probable que la inexistencia de los bares en España le quitase algo de su atractivo, quizá los que vivimos aquí tendríamos otras costumbres; tendríamos otro tipo de vida. Eso comprobar que la cultura es parte fundamental de lo que somos, sin ella somos distinto, a punto de no reconocernos unos a los otros.

Un bar, en si mismo, es una representación de la cultura local del sitio en donde está establecido. No podemos decir que la comida sea la misma en un bar en Madrid que la gastronomía en un bar en Sevilla, cada uno de estos se ajusta a los productos mas populares de cada región y a sus tendencias culinarias.

No cabe duda de que ir de bar en bar es una manera interesante de conocer a un país y quedar impregnado de su cultural. Imagínese la cantidad de historias y sensaciones nos cuentan el pasado y del presente de un país o de un pueblo al entrar en un bar. De hecho, mas de una vez podremos escuchar las anécdotas de quienes han vivido demasiado tiempo en un sitio como para calificar como cronistas informales de la cultura de un pueblo.

A todo país lo hace su gente y a la gente la hace la cultural, costumbres y tradiciones que van heredando a través del tiempo. Un bar es una expresión cultural que sabe resumir todo lo que somos, lo que hemos sido y lo que seremos.

Esta entrada fue publicada en Bares, General. Guarda el enlace permanente.